De Vigo nos traen el mar, como suelen. Decía Ramón Margalef, el gigante de la ecología acuática, en el prólogo de su magnífica Limnología, que «La  ciencia  no se satisface solamente con vocación y competencia, sino que requiere cierto compromiso personal, si queremos evitar que irresponsables, dentro de los gobiernos y fuera de ellos, cometan desaguisados en su nombre.»  La vocación, la competencia y el  compromiso de Laura e Inés, y  también el de sus compañeros del Colexio Plurilingüe Alborada, están fuera de toda duda y los premios conseguidos  por este original proyecto lo confirman. Seguro que vendrán más éxitos. Sólo cabe   esperar que las autoridades estén a la altura y el talento no se pierda como el agua de los conductos mal sellados…

Una idea en “Ponencia 3”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.