Einstein no creía que Dios jugara a los dados. De apostar ni hablamos.  ¿Es posible que del azar surja una obra maestra? De Maestros como Mozart y de juegos de probabilidad aplicados a la creación musical  nos hablan estas investigadoras de la Universidad Laboral de Cáceres. Personalmente, pienso que el azar, y esa maravillosa  cualidad de este mundo que es la Selección Natural,   ha modelado la vida de esta planeta durante unos cuantos miles de millones de años.  Otra cosa es considerar a la especie humana como una obra maestra de la divinidad, o del juego, o del vacío cuántico, o de …

Disfrutemos de la ponencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.