Esto del ruido no es problema exclusivo de las aulas TEA. Tampoco es solamente  una cuestión de decibelios. Además,  me temo que el problema afecta a  todos los ámbitos de nuestra nuestra existencia. Parece que hoy día el ruido es el mensaje, lo que verdaderamente importa,  y hay que difundirlo de la manera más sonora y llamativa -chirriante-: para acallar  esas pequeñas verdades que suelen incomodar y nos llevan por caminos más difíciles (eso sí, alejados del ruido).

No  ocurre esto en el caso de Mª Carmen, Aridia y Ainhoa  del IES San Roque de Badajoz,  que, sin levantar la voz,  nos transmiten su ciencia sobre este particular y su personal historia de superación. Chsssss

Escuchamos y tomamos nota… ¡Buen trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.