Álvaro, Sara, Laura y Nuria, del Fray Luis de Salamanca  nos hablan con solvencia del  daltonismo, una afección clásica de la genética ligada al sexo.  Las personas afectadas tienen dificultades para distinguir determinados colores debido a una deficiencia en los pigmentos de los conos de la retina que permiten distinguir los colores. Su estudio nos muestra la incidencia de estas deficiencias entre alumnos de su centro y personas cercanas para tratar de determinar la frecuencia de este trastorno en nuestro entorno y comprobar si se acerca a las probabilidades esperadas.  Magnífica investigación que pone de manifiesto la baja frecuencia de afectados para este tipo de ceguera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.